Juanito Viajero

De Gerente a Mochilero

De Gerente a Mochilero
¡Cuéntale a tus amigos!

Renuncié a mi trabajo! Son las 4 AM. Hoy es mi último día en la compañía… Después de 8 años de trabajo siendo empleado, y pasando por diferentes tipos de posiciones y empresas… Hoy me despido del mundo laboral!

Pondré todo de mi parte para que este adiós sea definitivo y que mi vida a partir de este momento sea libre e independiente! ¿Tengo miedo? SI, Un poco! La guerra entre mi mente y mi corazón se desata en mi interior arduamente y comienzo a dudar, me entra la ansiedad y la incertidumbre. Me empiezo a preguntar ¿Y si las cosas no salen bien que voy a hacer? ¿Qué dirá la gente? ¿Será que todos tienen razón y debo quedarme dentro de lo seguro?.. bla bla bla solo pensamientos absurdos… Sé que es normal sentirme así. A través de la fuerza de mi espíritu, alimento la cara positiva de mi mente a cada instante, para que no se deje abrumar por la cara del miedo. Estoy seguro que al final la venceré.

No hay certezas de nada, todo es una improbabilidad, hay riesgos… de perderlo todo… o de ganarlo todo. Eso solo dependerá de mi!

Muchos me dicen a manera de burla, incluso hasta riéndose, “¿Juan, Cómo es posible que renuncies a un trabajo como Gerente de Marketing Regional para una Multinacional y te vayas de Mochilero a hacer voluntariados en el mundo? Estás loco!, Tienes el trabajo que cualquier persona podría desear”.

“Si no se ríen de tu sueño, significa que éste no es lo suficientemente grande”. Una frase que vi de un autor anónimo hace varios días.

¿De qué me sirve todo ese renombre y estatus, si soy esclavo de esa jaula llamada trabajo? ¿A parte del dinero y experiencia profesional, qué más ganas estando más de 12 horas, de lunes a viernes e incluso algunos sábados al frente de una computadora haciendo un reporte de ventas?

Hoy decido cambiar mi escritorio de trabajo, por mi nueva oficina que será el mundo entero. Cambio las reuniones agobiantes de la mañana con el presidente, por reuniones con comunidades vulnerables y que necesitan ayuda, en donde los protagonistas serán niños y ancianos de cada rincón del mundo que se encuentran en situaciones difíciles. Cambio los temas de la caída del mercado, los precios de la competencia y promociones corporativas, por experiencias sociales y culturales enriquecedoras. Cambio el salón de reuniones, por aventuras extremas, por escalar montañas, cruzar bosques y ríos, por montar en globo, saltar en paracaídas y hacer la excursión de un safari en África; o simplemente por andar perdido por una calle, rodeado de una comunidad cálida y humana en Kenia que no hable mi idioma. Extrañaré a mis compañeros de oficina, y siempre los llevaré en mi corazón, pero estoy seguro que haré miles de amigos más en todo el mundo… Y en un futuro tendré 1 millón de amigos!

Doy gracias a la vida por todo lo que me ha dado. Por tantas experiencias difíciles que puso en mi camino,  tantas dificultades que en muchos momentos me hicieron dudar, personas con energías complejas que quisieron detenerme. Estoy seguro que cada cosa sucedió como tenía que ser, nada fue suerte, la vida es perfecta e hizo que me enfrentara a todo esto, porque tenía que aprender algo especial…  con el tiempo pude entender por qué sucedían. Siempre hubo una razón de todo, un por qué y un para qué. Al principio no lo aceptaba, me molestaba, incluso me estresaba y caía en la desesperación, cuestionando mi vida y preguntándome ¿Por qué me pasa eso? ¿Qué hice para merecer esto?.

Algunos maestros, entre ellos mi madre, me ayudaron a ver más allá, me llenaron de confianza y me impulsaron a tomar una  DECISION de ver la vida diferente, de ver todo lo positivo de cada instante y sobre todo de actuar y hacer que las cosas sucedan. Estuve en una búsqueda constante, leí libros, vi muchos videos inspiracionales, hablé con grandes personas, cree una rutina diaria especial , y durante 6 meses sin falta fui dando pequeños pasos para poder cambiar mi interior, y por ende mi exterior.

Estoy dispuesto a TODO! Incluso a ir hasta el fin del mundo y hacer lo que tenga que hacer, siendo libre y feliz, haciendo lo que realmente me apasiona, que es viajar y ayudar a los demás. No sé si me haga millonario, pero si estoy seguro que conseguiré la mayor riqueza adentro de mi corazón y en el corazón de otros, y sé que seré muy feliz alcanzando mis sueños y pasiones.

El futuro llegará, no me mataré la cabeza tratando de pensar que sucederá. Pero si construiré un presente increíble, dando el máximo de mí ser, poniendo toda mi potencia y energía enfocada 100% hacia Juanito Viajero, el proyecto de mi sueño. A los problemas, obstáculos y situaciones difíciles, los abrazaremos con el mayor amor, y las iremos guardando adentro de nuestras mochilas. Cruzaremos terrenos difíciles y lodosos, disfrutando del paisaje, y cuando lleguemos al Everest, la felicidad será TOTAL.

Como decía mi gran maestro Robin Sharma, a partir de hoy seré un líder sin cargo, un mochilero emprendedor, y el mejor Juanito Viajero que pueda existir en el mundo!

De Gerente a Mochilero

 

2 Comentarios

  1. David

    Me alegro mucho Juan, me acuerdo cuando trabajábamos en Monte Regio, te acuerdas de la inspección de trabajo, cuando llegó la Policia… te he seguido estos años en tus viajes y he sido testigo mudo de tus maravillosas fotos, nosotros emprendimos una aventura también, es muy distinta a la tuya, el nuestro es un proyecto familiar, también nos llamarón locos y se rieron pero la recompensa nos da la razón día a día.
    Un abrazo valiente, me alegro por ti.

    Responder
    1. juanitoviajero (Publicaciones Autor)

      Dave!!! que alegria ver este mensaje tuyo! Te recuerdo muy bien y claro cada momento vivido alli en esa empresa. Disculpame pero el blog poco lo vengo chequeando asi que no habia visto tu mensaje… Espero que tu proyecto familia vaya de maravilla. Donde estas ahora? Un gran abrazo!

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Facebook
Facebook
YouTube
INSTAGRAM